Sex Shop Blog

Valencia-España

Tel: 633548317

E-mail: info@sexshoptienda.net

 

 

 

 

Disfrutar del sexo

 

Parecerá increíble, pero muchas son las mujeres que no consiguen relajarse y disfrutar del sexo. Pensado en frío, resulta poco comprensible, porque el sexo está para disfrutarlo (además de para procrear), y muchas veces se termina convirtiendo en una pesadilla. Se termina focalizando todo en el orgasmo sin detenerse en el disfrute del momento.

Comenzar una relación sexual y no sentir nada, estar preocupada, tener pensamientos negativos y sentir dolor. Así se resume la vida sexual de muchas mujeres. ¿Por qué? Miedos, tabús, complejos, timidez, temor al fracaso…

Estos suelen ser los principales obstáculos a la hora de disfrutar de un sexo placentero. Debemos partir de que el sexo es algo lúdico y gozoso, que nos provoca bienestar y nos beneficia físicamente y mentalmente. Echamos a volar la imaginación y desahogamos esa pasión con el orgasmo.

- Se debe iniciar una relación sexual con paz y tranquilidad para conseguir disfrutar de la más mínima caricia o roce. Evitar pensar en otra cosa que no sea en lo que se está sintiendo y en las fantasías que pululen por nuestro subconsciente.

- Un masaje, caricias, besos… un previo al juego sexual ayudará a relajar el cuerpo y dejarse llevar por las sendas del placer, evitar los malos pensamientos y los dolores genitales. Aumentar los juegos eróticos anteriores a la penetración son muy importantes a la hora de avanzar en la relación, la vagina ha de estar lo suficientemente lubricada cuando vaya a ser penetrada.

- Un producto muy recurrido en estos casos es el lubricante vaginal. Este ayudará a deslizar los dedos y el miembro del chico por la vagina sin sufrir dolor ni molestias, sino que será algo suave, dulce y placentero.

- Imaginar, tener fantasías, dejar la mente libre… pensar con libertad sexual ayuda a la hora de enfrentarse al sexo sin pudores y sin pensamientos negativos.

- Utilizar juguetes eróticos mezclarán la simpatía con el bueno humor y el placer, ¿cómo negarse a un buen rato de vibraciones relajantes y placenteras?

A fin de cuentas, la regla de oro en el sexo compartido es dar y recibir placer, y el placer llega cuando la persona se abandona a él, no cuando se fuerza y se termina consiguiendo el efecto contrario.